IMAGINA: carta abierta de una consumidora consciente

      Imagina por un instante que te apasiona trabajar con tus manos. Te apasiona trabajar con la vida, sembrarla, verla crecer en la tierra. Te apasiona ayudarla cada día a tomar forma y recogerla cuando está en el punto justo para alimentar la vida de cientos de personas.

Imagina que lo que cultivas con tus manos, con tu cariño y sacrificio diario, llega a las bocas de niños y adultos.

Pero también imagina que esos mismos niños y adultos han olvidado que esa vida existe, que esa vida es real y que no nace de la nada.

Imagina que ese olvido los lleva a dejar de recordar el valor de los alimentos, el valor de la vida y el valor del trabajo que supone hacer las cosas bien, con un respeto hacia la naturaleza y hacia uno mismo.

 

Imagina entonces que tú, viendo como ese valor cae en el olvido empiezas también a olvidar y caer en la tentación de producir más y más cambiando el cariño por la supervivencia.

Empiezas a ver cómo personas que están a medio camino entre tú y las bocas que alimentan tus productos, deciden el precio, el modo y la forma en la que trabajas, atándote de pies y manos.

Y, poco a poco, no solo dejas de percibir la vida que hay en tus productos, sino que esta misma vida se va apagando en tu mirada.

Porque solo puedes pensar en sobrevivir, porque te sientes encadenado y porque las bocas que alimentas te han olvidado.

Imagina entonces que tú, viendo como ese valor cae en el olvido empiezas también a olvidar y caer en la tentación de producir más y más cambiando el cariño por la supervivencia.

Ahora, deja de imaginar y despierta.


Despierta en cada bocado y piensa en el origen de lo que comes, en sus intermediarios y en cuanto has pagado por ello.

Lo que comes es vida y tú decides si la vida ha de ser justa o injusta, llena de cariño o de cadenas, llena de calidad o de escasez.

Los consumidores somos el último eslabón de la cadena, pero el más importante.En nuestras manos está dEspertar y cambiar las reglas del juego.

¿Lo hacemos posible?

….

Melhen Iglesias Ruminy es consumidora miembro de la iniciativa desde Agosto 2019. Además, es escritora y formadora para empresas con alma. https://www.meliglesias.com/