RAMON ACEITE

“La situación es critica, prácticamente en la ruina. Estamos en un olivar de pendiente de alta montaña, donde las producciones son muy bajas. Los costes de producción son altísimos y ya no cubrimos ni los costes.

¿Quién es el Jefe ha sido una esperanza, tenemos mucha ilusión de que esto funcione y salga bien.”